Ayuntamiento de Huete

Portal informativo y promotor del desarrollo de los pueblos de la Alcarria conquense
Quiénes somos      Contacta    

logo Alcarria conquense

             huellashuellashuellasTras las huellas de una Alcarria por descubrir, la conquense


siguenos
facebooktwitterInstagramcontactayoutube

VISITAS RECOMENDADAS

publi mina Condenada

MEDIOS LOCALES










CEDER Alcarria conquense
Alcarria conquense pueblos Alcarria

turismo Alcarria

sanidad alcarria

educación

servicios sociales


Lavandaña

noticias


listado
13
mayo
2021

EMPRESAS Y MEDIO AMBIENTE

El Ayuntamiento de Gascueña endurece su ordenanza de purines y el de Tinajas aprueba la suya ante el proyecto de granja porcina

Una asociación de vecinos de ambos pueblos que se oponen a la explotación presentará alegaciones a estas normativas y al Estudio de Impacto Ambiental que hoy comienza su periodo de información pública

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha también publica otro informe del mismo promotor y para 6.000 cabezas a más de 4 km de Bólliga, Villar de Domingo García y Valdecañas

Granja Gascueña

Plano de la situación de la granja porcina entre Gascueña y Tinajas incluido en el proyecto.

M.R.J.

Los Plenos de los Ayuntamientos de Gascueña y Tinajas han aprobado por unanimidad sendas ordenanzas para regular el vertido de residuos agrícolas y ganaderos dentro de su términos municipales, donde hay planteado un proyecto para instalar una granja para 6.000 cabezas de porcino de cebo —en principio eran 7.200— a 2.360 metros de distancia en línea recta del primero y a 2.990 metros del segundo, como ya avanzó esta redacción (ver Alcarria Es Más, 23 de febrero de 2021). La Consejería de Desarrollo Sostenible ha publicado hoy en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) para someterlo a información pública durante 30 días hábiles a contar a partir de mañana junto con otro EIA del mismo promotor, y también para 6.000 reses, en la localidad de Bólliga (parcela 40 del polígono 514 del agregado 36), pedanía de Villas de la Ventosa, a 4.315 metros tanto de este pueblo como de Villar de Domingo García y a 4.167 metros de otra pedanía, Valdecañas.

En la misma línea que las normativas de purines aprobadas los últimos años por otros consistorios de la Alcarria conquense (como los de Villar de Domingo García, Torrejoncillo del Rey, Buendía o Priego), las de Tinajas y Gascueña —a las que ha tenido acceso este portal y que se encuentran en fase de recogida de alegaciones— plantean que el vertido se realice exclusivamente en fincas rústicas de labor que estén situadas a una distancia mínima de 2,5 km del casco urbano y del suelo urbanizable o de instalaciones vinculadas con el turismo. En el caso de Tinajas establece como fechas para hacerlo entre el 16 de septiembre y el 14 de junio mientras que el de Gascueña finalmente lo acota más, entre el 16 de octubre y el 14 de mayo, prohibiéndolo ambos el resto del año y también los sábados, los domingos, los festivos y sus vísperas, los días de celebración de las fiestas patronales, durante los periodos de abundante lluvia, en terrenos cubiertos de nieve, en parcelas con una pendiente superior al 10%, en todos los montes (de titularidad pública o privada), en eriales y donde no puedan ser enterrados.

Granja porcina Gascueña y Tinajas

Vista de Tinajas llegando desde Gascueña. Foto de Alcarria Es Mas.

Asimismo, ambas establecen que la aplicación de purín sobre cada parcela se efectúe en un solo día y que, al principio de la campaña el propietario de la explotación presente una memoria en la que detalle la fecha de vertido, la identificación de los terrenos, la autorización del propietario, el volumen de purín que aplicará en cada uno —no superando los 210 kilogramos por hectárea al año—, el método que utilizará, el cultivo a fertilizar y su fecha de siembra y la identificación del conductor y el vehículo que lo realizará, no pudiendo estacionarlo en el casco urbano. También impiden el vertido de estos residuos a la red de saneamiento municipal, a los cauces de ríos y arroyos y otros lugares por donde pueda circular el agua, como cunetas, caminos y análogos, además de a menos de 50 metros de vías de comunicación de la red viaria nacional, regional o local, de 25 metros de montes catalogados de utilidad pública, de 1.000 metros de pozos, captaciones y manantiales de abastecimiento para la población y de 500 metros de los cauces de corrientes naturales de agua continuas o discontinuas.

Sin embargo, respecto al borrador inicial, el Ayuntamiento de Gascueña —que ha anunciado a Alcarria Es Más que presentará alguna alegación al proyecto— ha endurecido los criterios, ampliando los requisitos en la solicitud de autorización del acto de vertido, que se deberán realizar antes de cada transporte y una por cada cuba/vehículo, incluyendo el plan de ruta exacta y el lugar de vertido, las fechas, horas y método y la identificación del punto de almacenamiento que, si se ubica en el término, deberá contar con la autorización de este consistorio. Su incumplimiento queda recogido como sanción muy grave, así como verter residuos en las nuevas zonas incorporadas para su exclusión, como varios manantiales, ermitas, cuevas y parajes destacados con su correspondiente franja de seguridad de 1.000 metros. Por otra parte, han introducido dosis máximas de carga de nitrógeno para los cultivos más representativos del municipio, que "se ajustarán a lo que marca el programa de actuación aplicable a las zonas vulnerables a la contaminación por nitratos". Por su parte, el alcalde de Tinajas también ha anunciado a este portal que se muestra abierto a incorporar algunas cuestiones similares durante el proceso consulta pública, aunque aclara que él ya comunicó al promotor en su día que no facilitaría la instalación de estas granjas en el término.

Granja porcina Gascueña y Tinajas

Imagen de la asociación de vecinos que se oponen a la granja entre Gascueña y Tinajas.

Para la asociación de vecinos creada recientemente ‘Gascueña y Tinajas contra las macrogranjas’ estas ordenanzas pueden convertirse en una “gran herramienta” pero las ven “insuficientes”. Según ha explicado a esta redacción su portavoz, Guillermo Polo, consideran especialmente positiva la de Gascueña, que es “más exigente”, aunque apuestan porque incluya el establecimiento de tasas para la autorización, el transporte y el acto de vertido como la del Ayuntamiento de Almendros. Dado que el texto de Tinajas les parece “menos riguroso”, asegura que su gabinete jurídico ya trabaja en la elaboración de las alegaciones, que también presentarán al Estudio de Impacto Ambiental del proyecto pues han decidido personarse en el proceso administrativo y solicitar informes ambientales al consistorio de Gascueña, dado que es el término en el que su ubicará y quien tiene que conceder la licencia de obra en caso de que salga adelante.

Con el objetivo de impedir que se construya una explotación que consideran “muy perjudicial” para el medio ambiente y la salud y que tiene “pocos beneficios”, ya se han asociado 126 vecinos de ambas localidades—los empadronados suman 337—, la mayoría residentes no permanentes, según explica Polo. Su primera acción fue iniciar una campaña de recogida de firmas a través de Change.org —actualmente acumulan más de 1.800— e integrarse en ‘Pueblos Vivos Cuenca’, entidad que desde hace tiempo canaliza la lucha contra la instalación de estas granjas en la provincia. Con ellos participarán en la manifestación que la Plataforma 'CLM Stop Macrogranjas’ ha convocado el próximo 23 de mayo en Toledo. Además, añade que están desarrollando una labor informativa entre los vecinos de los dos pueblos y que han mantenido reuniones con sus alcaldes, a los que han ofrecido su colaboración y a los que han planteado la opción de modificar los Planes de Ordenación Municipal como una herramienta legal para evitar la instalación.

Información pública también del proyecto para 6.000 reses porcinas en Bólliga

Granja porcina Bólliga

Plano de situación de la granja porcina de Bólliga incluido en el proyecto.

Por su parte, el promotor, tanto de esta granja como de la proyectada en Bólliga (Villas de la Ventosa), asegura que tendrán “una repercusión positiva” en la economía de los municipios en los informes de los proyectos publicados en NEVIA, la página web oficial desde la que la Junta de Castilla-La Mancha informa sobre las evaluaciones de impacto ambiental. En el de Gascueña afirma que creará “dos puestos de trabajo fijos directos para poder atender correctamente las naves en limpieza y manejo de los animales”, además de otros indirectos “en número variable” para labores de mantenimiento, suministro de combustibles, productos de limpieza, servicios veterinarios, vigilancia, etc. En cuanto a la de Bólliga, expone que “en su fase de explotación dará trabajo directo a los propietarios y a otros trabajadores eventuales que puedan ser necesarios y, de forma indirecta a las empresas relacionadas con el sector ganadero y al sector servicios de la comarca”.

Asimismo, el autor del documento considera que estas explotaciones "no tienen por qué suponer ningún tipo de impacto negativo e impactante sobre el medio ambiente" por su “elevado grado de estandarización” y porque el purín, aplicado en las dosis correctas y en la manera que marca la legislación, es “un aporte natural de nitrógeno y de materia orgánica a los suelos agrícolas donde se aplica, lo que aumenta la fertilidad de estos y reduce drásticamente los fertilizantes químicos”. También señala que en la zona “la existencia de granjas es prácticamente nula, por lo que la acumulación de proyectos de este tipo no parece que pueda llegar a darse”.

Subir

mail Si quieres enviar tu opinión escribe a redaccion@alcarriaesmas.com









publi Carlos Mochales
ARQUITECTO CARLOS MOCHALES



publi Residencia Carrascosa




EL PROYECTO                ANÚNCIATE                   APOYOS                   MAPA DEL SITIO                 AVISO LEGAL

gata Alcarria   © 2014-Alcarria Es Más