publi gascuena

Portal informativo y promotor del desarrollo de los pueblos de la Alcarria conquense
Quiénes somos      Contacta    

logo Alcarria

             huellashuellashuellasTras las huellas de una Alcarria por descubrir, la conquense

siguenos
facebooktwittergoogle+contactayoutube
PUBLICIDAD publi Carlos Mochales

publi borboton

MEDIOS LOCALES









Alcarria conquense pueblos Alcarria

Radio Chopera

huete

turismo Alcarria

voloptenses

Zascandileando por Cuenca

sanidad alcarria

educación

servicios sociales

participacionruralviva

escuelasparalavida

logo Portalrubio


Lavandaña

noticias


listado
27
mayo
2015

REPORTAJE

Ercávica, el renacimiento de una ciudad que vuelve a "rendirse" y abre sus puertas al visitante

Su actual gestor, el arqueólogo Javier Fernández, trabaja por su conservación y revitalización cultural, social y económica

Ofrecen unas más que recomendables visitas guiadas y organizan talleres infantiles, catas de vino y eventos como las Jornadas Romanas que iniciaron el año pasado y repetirán este verano

Ercávica

Mónica Raspal Jorquera

Cuando visitamos un yacimiento arqueológico sentimos que viajamos al pasado. Aunque también eso sucede en la ciudad romana de Ercávica, parece imposible abstraerse de su fervoroso presente ya que, tras permanecer siglos olvidada y ser durante muchos años la gran desconocida, ha renacido con la fuerza y el esplendor de un tesoro descubierto o recuperado, que durante un tiempo no te cansas de admirar. Y es que este inmenso paraje amurallado de 20 hectáreas de extensión, volvió a "rendirse" como antaño ante la "invasión" de su actual gestor, el arqueólogo Javier Fernández, que la tomó con las armas de la profesionalidad y el entusiasmo con el propósito de revitalizarla cultural, social y económicamente, insuflando vida a cada uno de esos rincones que en su día habitaron nuestros antepasados celtíberos, romanos, visigodos y árabes.

Ercávica

El arqueólogo Javier Fernández en el área de recepción de visitantes de Ercávica.

Ubicada en el cerro conocido como Castro de Santaver y rodeada por el pantano de Buendía —se pueden avistar los restos emergidos del balneario de La Isabela, edificado por Fernando VII—, Ercávica existe desde hace más de 2.000 años, cuando era un emplazamiento celtíbero, y constituye uno de los modelos más relevantes del proceso de romanización, en teoría pacífica, del interior de la península: en el 179 a.C. “abrió sus puertas” —en realidad se rindió tras presentar batalla, según el autor latino Tito Livio— a las tropas lideradas por Tiberio, cuyo nombre toman como gentilicio los habitantes de Cañaveruelas, el término municipal al que pertenece.

Ercávica

Desde Ercávica se avistan los restos emergidos de La Isabela, balneario construido por Fernando VII.

Desde esta localidad de la Alcarria conquense, un camino de cinco kilómetros bien señalizado y recientemente asfaltado nos conduce hasta este “perfecto ejemplo de ciudad hispano-romana” que también tuvo gran importancia en época visigoda —con estatus de sede episcopal— e islámica, por lo que alberga los restos de una necrópolis excavada en la roca con una cueva eremítica, de un baptisterio (antigua fuente romana rescatada para hacer bautismos por inmersión) y, lo más llamativo, del monasterio conocido como Servitano, el primero que hubo en la Península Ibérica y el único mozárabe conquense.

Ercávica

Restos de necrópolis y baptisterio de época visigoda en los alrededores de la ciudad romana.

Desde 1972, las excavaciones arqueológicas han rescatado estructuras de gran valor como los tramos bien conservados de la muralla —de los pocos restos de arquitectura defensiva romana que datan del siglo I a.C.—, unas singulares termas que albergan varias piscinas y una sauna subterránea más propia del mundo prerromano, parte de una basílica de tres naves y la casa del médico, en cuyo interior se encontró material quirúrgico y un anillo asociado a la profesión.

Ercávica

Vista general de parte de la ciudad romana con la domus reconstruida a la izquierda.

También el monumental Foro, centro de la ciudad y a cuyo sur se situaban las viviendas o domus, algunas con restos de pinturas murales y construidas aprovechando el desnivel topográfico en varias terrazas y otras con un patio rodeado de columnas de grandes dimensiones como la recientemente reconstruida gracias a los fondos europeos del Plan de Infraestructuras Turísticas (Plamit) de la Diputación de Cuenca.

La imagen del yacimiento

Ercavica

Las monedas de bronce con la leyenda Erkauika, propias de las cecas celtibéricas del siglo II a.C., son otro de los hallazgos que refuerzan la antigüedad e importancia de Ercávica, que siguió emitiendo moneda propia durante el periodo romano. Los diseños variaron muy poco: el toro con una mitra/frontón sobre los cuernos o con una corona de laurel que rodea el nombre del municipio y que hoy es la imagen del yacimiento.

Económicas entradas a 3 y 5 euros para contribuir con la conservación

Todo es visitable de viernes a domingo desde hace dos años y, aunque actualmente las intervenciones están paralizadas, Javier Fernández considera que lo más importante es conservar y difundir lo rescatado. Aunque sueña con representaciones teatrales en lo que intuye es un circo romano sin excavar y con un espectáculo de luces y sonidos frente a las aguas del embalse, por el momento ofrecen unas más que recomendables visitas guiadas —muy pronto contarán también con un sistema de audioguías— y organizan talleres infantiles, catas de vino y otros eventos como las Jornadas Romanas que celebraron en agosto del año pasado y que quieren repetir este verano.

Ercávica

Los restos de lo que probablemente era el circo romano están sin excavar.

Para todo ello contar con financiación es fundamental, por lo también insiste en la necesidad de concienciar a los visitantes de la importancia de pagar una económica entrada —3 euros la visita libre y 5 la guiada—, así como en la conveniente implicación de las autoridades, empresarios y vecinos de las localidades del entorno, que también saldrían beneficiadas. Conectar este yacimiento con los de Segóbriga y Valeria —que, por sus características individuales, se complementan— y con los circuitos turísticos de la zona para crear un “nuevo modelo de gestión” del patrimonio cultural que perviva en el tiempo y no quede al arbitrio de decisiones administrativas, es otro de sus objetivos, estableciendo “alianzas estratégicas” con entidades públicas y privadas para hacer la historia “más accesible” al gran público.

Ercávica

Un camino de 5 km bien señalizado y recientemente asfaltado lleva de Cañaveruelas al yacimiento.

Un público que, durante la visita a este enclave de la Alcarria conquense, se verá atrapado por ese pasado romano que le pertenece, pero que también, sin darse cuenta ni poder evitarlo, proyectará su mirada hacia lo que puede traer un futuro prometedor para esta tierra, si nosotros, los que la habitamos y queremos, ayudamos a protegerla y promocionarla, rindiéndonos como sus primeros pobladores y abriendo sus puertas al turismo y al progreso.

Más información en www.monsaludyercavica.com y en su página de Facebook. También puedes descargar aquí el folleto informativo.

La Virgen de Monsalud vuelve a su Monasterio

Monasterio Monsalud

Además de Ercávica, los arqueólogos Daniel y Javier también se encargan de dinamizar turísticamente el Monasterio cisterciense de Monsalud, uno de los edificios medievales más importantes del país, situado en la cercano pueblo de Córcoles (Guadalajara) —a solo 15 kilómetros de Cañaveruelas—, aunque en sus orígenes perteneció a Cuenca. Así, relatan su historia a través de las visitas guiadas —en ocasiones también nocturnas y con posibilidad de entrada combinada con Ercávica por 8 euros— y en su interior organizan espectáculos musicales, de teatro y danza, además de ofrecerlo para bodas y otros eventos sociales, dada su belleza.

Ercavica

Declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1931 y objeto de varias restauraciones en las últimas décadas por parte de la Junta de Castilla-La Mancha, su fundación está rodeada de un halo de misterio con origen en los tiempos de los reyes visigodos Amalarico y Clotilde, que construyeron la primera ermita dedicada a la Virgen de Monsalud. En cuanto al monasterio, cuya construcción data del siglo XII, fue pionero de la Orden del Císter en España y surgió como centro económico para la repoblación castellana y la expansión religiosa en estas tierras, dado el buen hacer de los “monjes blancos” en las tareas agrícolas.

En su afán por recuperar el patrimonio y las tradiciones perdidas y atraer visitantes a la zona, los gestores de este espacio encargaron una reproducción de la desaparecida Virgen de Monsalud, cuya Romería recuperarán este sábado, 30 de mayo, tras 80 años sin celebrarse. Será una jornada lúdico-cultural en la que también habrá Cantos de la Coral del pueblo vecino de Alfarnate, una charla con el escultor de la imagen y la representación teatral 'El Conjuro del Agua’.

Monasterio Monsalud

Subir

Sin comentarios

Deja tu comentario


Expresa tu opinión con respecto. La redacción no publicará los mensajes que considere ofensivos.

Se necesita un valor.

(no aparecerá publicado) Se necesita un valor.

¿Desde dónde nos escribes? Se necesita un valor.

Se necesita un valor.Se necesita un valor.

mail O si lo prefieres puedes contactar con nosotros en redaccion@alcarriaesmas.com

PUBLICIDAD publi Residencia Carrascosa

publi moral Valdecañas

publi comestibles marinieves



publi serranilla

Brujas de la Alcarria

publi gamon

supermercados Alcarria

ercávica

publi ecofertia

publi apadrina oveja

VISITAS RECOMENDADAS minas lapis specularis

EL PROYECTO                ANÚNCIATE                   APOYOS                   MAPA DEL SITIO                 AVISO LEGAL

gata Alcarria   © 2014-Alcarria Es Más