Ayuntamiento de Huete

Portal informativo y promotor del desarrollo de los pueblos de la Alcarria conquense
Quiénes somos      Contacta    

logo Alcarria

             huellashuellashuellasTras las huellas de una Alcarria por descubrir, la conquense

siguenos
facebooktwittergoogle+contactayoutube

VISITAS RECOMENDADAS


publi mina Condenada

MEDIOS LOCALES










CEDER Alcarria conquense
Alcarria conquense pueblos Alcarria

huete

turismo Alcarria

Zascandileando por Cuenca

sanidad alcarria

educación

servicios sociales


Lavandaña

noticias


listado
28
octubre
2020

PATRIMONIO Y TRADICIONES

Más que un museo, un espacio casi único que preserva la memoria de los gancheros de Priego, una de las tres cunas de este oficio en España

Cuando en 2001 se hizo cargo de enseñarlo, Milagros Martínez comenzó un ingente trabajo de investigación, ampliando y enriqueciendo su contenido con fotos, piezas cedidas y testimonios orales

Gracias a quienes han mantenido vivo su recuerdo, la Junta ha iniciado el expediente para declarar BIC a ‘Los Gancheros del Alto Tajo’ y pedirá que se incluyan como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

Milagros Martínez, Priego

Milagros Martínez en la puerta del Museo de Etnografía de Priego.

Mónica Raspal Jorquera, enviada especial a Priego

“Todo estaba dispuesto, aunque nadie lo supiera porque la vida no avisa. A veces se divierte soplando en sus trompetas para nada; otras, en cambio, su corriente reúne a la callada ciertos seres y cosas, y deja que pase lo que tiene que pasar. Sólo mucho después se reconoce lo decisivo de cierta circunstancia, de tal gesto. Es inútil cavilar: fue un capricho del río, un vuelco de la sangre. Quizá sólo la sangre sabe siempre por qué” (fragmento del libro 'El río que nos lleva' de 1961, en el que José Luis Sampedro narra el trabajo de los gancheros del río Tajo).

Como esa corriente que ayudaba a los gancheros a conducir río abajo los troncos de madera, la vida arrastró sin avisar a Milagros Martínez Muñoz hasta el 'Museo de Etnografía y Artes Populares' de Priego, inaugurado en 2001 con algunas piezas recopiladas por Inmaculada Sierra y Miguel Ángel Valero que solo ocupaban entonces la planta superior del edificio. Martínez había empezado a trabajar en la Biblioteca Municipal de la localidad y aceptó encargarse de mostrar a los visitantes este espacio dedicado a los oficios y artesanía tradicional del municipio: la alfarería, la lana, el mimbre y los gancheros. Con el objetivo de preservar y difundir el patrimonio de Priego, se ofreció a realizar también visitas guiadas por el pueblo y comenzó a documentarse para que estas fueran lo más enriquecedoras posible, un trabajo que plasmó en folletos informativos para los turistas y en la primera página web.

Priego gancheros

La alfarería, la lana, el mimbre y los gancheros son los oficios tradicionales representados en el museo.

Apasionada de la etnografía, fue solo el principio de una ingente labor de investigación y recopilación de información escrita y de fuentes orales que le permitieron ampliar el contenido del museo con fotografías antiguas escaneadas, documentos y piezas cedidas temporalmente por los propietarios, tantas que, como pudo comprobar esta redacción en una reciente visita, ahora la colección se extiende por las dos plantas de un inmueble en el que ha quedado preservada para siempre la historia y la memoria de quienes ya se marcharon. Es el caso de los gancheros, desaparecidos todos en este municipio que, según Martínez, fue una de las principales cunas de este oficio en España, junto con Chelva (Valencia) y Beas de Segura (Jaén). Por ello, tal y como ha relatado a este portal, de lo que más orgullosa se siente es de haber recogido sus testimonios pues "detrás de cada pieza hay una historia" y asegura que lo que más satisfacción le produjo durante esta tarea voluntaria fueron sin duda sus largas conversaciones con algunos de ellos.

Priego gancheros

Sala dedicada a los gancheros en el museo.

Y es que ningún libro plasmaba los pensamientos y vivencias de los más de 300 gancheros que, de acuerdo con dichas fuentes, llegó a haber en Priego, donde era un oficio familiar que aprendían desde niños y solo cuando necesitaban más recursos humanos llamaban como apoyo a gente de otros pueblos. Ellos le contaron cómo el inicio de la Guerra Civil Española, en 1936, irrumpió en la que fue la última maderada (traslado de la madera), aunque después hubo alguna repunta (expedición de corto recorrido). Hubo que esperar al siglo XXI para que, gracias a la creación de la Asociación de Gancheros de Priego, las aguas del río Escabas revivieran el traslado de los troncos durante las Jornadas Gancheras conmemorativas que esta entidad comenzó a celebrar de forma anual en 2007. Además de rememorar y homenajear una época y un oficio perdido, estas también han contribuido a conservarlo como una parte fundamental de las señas de identidad de los pricenses.

Priego gancheros

Apasionada de la etnografía, Milagros Martínez se volcó para enriquecer el contenido del museo.

De hecho, el haber mantenido vivo este patrimonio cultural ha hecho posible que la Junta de Castilla-La Mancha iniciara recientemente el expediente para declarar Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría Inmaterial, a ‘Los Gancheros del Alto Tajo’ (ver resolución publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) del 14 de septiembre de 2020). Junto con Priego, esta engloba a Cañamares, Cañizares, Beteta y Santa María del Val de Cuenca y Peralejos de las Truchas, Taravilla, Poveda de la Sierra, Zaorejas y Peñalén de Guadalajara, localidades que también han trabajado en revalorizar esta tradición y fomentar la conciencia de su importancia cultural, aunque solo en Puente de Vadillos (Cañizares) existe otro ‘Museo de los Gancheros y la Madera’. Asimismo, el Ministerio de Cultura y Deportes ha solicitado su adhesión a la candidatura internacional a la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, unido a otras manifestaciones culturales nacionales e internacionales similares.

Priego gancheros

Cartel de una de las Jornadas Gancheras celebradas en Priego.

Milagros Martínez, que hoy sigue al frente de la Biblioteca de Priego y fue quien aportó la documentación requerida por la Administración autonómica en 2018, espera que esta protección BIC ayude a poner en valor y dinamizar tanto el museo como el propio municipio. Asimismo, explica que la Diputación de Cuenca ha concedido al Ayuntamiento pricense una subvención cultural de 2.468,40€ para dicho espacio etnográfico y con ella tienen previsto desarrollar el proyecto planteado por el artista de Tinajas Vicente García ‘Centegares’ para ensalzar el contenido de las salas. Porque, destaca, museos de etnografía hay muchos, pero no tantos que cuenten el duro pero bello trabajo de los gancheros. Y desde luego muy pocos en los que se respire la pasión y el cariño de quien se ha volcado para evitar que lo arrastren las aguas del río del olvido.

Un duro trabajo de operarios especializados, muy organizados y valientes

Priego gancheros

Imagen de los gancheros de Priego del libro 'Priego, una recuperación histórica a través de la fotografía' de Ricardo Hernández Megías y Arturo Culebras Mayordomo.

Durante cinco siglos los gancheros condujeron los troncos cortados por los ríos Escabas, Guadiela y Tajo hasta Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina. Dada su gran resistencia, el pino laricio de la Serranía conquense era muy apreciado para la construcción naval y la realización de grandes viguerías. Sin embargo, por la configuración orográfica de la zona (con gargantas, hoces, cañones, barrancos, etc), los ríos tenían una fuerte pendiente y un caudal variable, lo que hacía que el transporte de madera por vía fluvial tuviera que realizarse por piezas sueltas, rara vez por almadías (barcazas) como en los ríos más caudalosos del norte de España.

Según la documentación escrita y oral recopilada por Milagros Martínez para el 'Museo de Etnografía y Artes Populares' de Priego, el nombre de ganchero proviene de la herramienta que utilizaban, una vara de madera de más de dos metros con un gancho en una punta para empujar los troncos y otro vuelto hacia atrás en la otra para retenerlos. Este traslado de la madera por el río (maderada) requería de un trabajo de ingeniería para salvar los obstáculos y de una organización estructurada de forma piramidal propia de un ejército. Por ello eran operarios especializados con una gran habilidad en el manejo del gancho y un dominio total del equilibrio, aunque también provistos de mucho arrojo para afrontar los continuos riesgos a los que se enfretaban, sumando a ello las condiciones extremas de la climatología.

Priego gancheros

Gancho de la vara que utilizaban para empujar los troncos.

De Priego partían a las maderadas más de 200 personas a principios del siglo XX, un recorrido que comenzaba en febrero o marzo aprovechando el deshielo y la crecida de los ríos y duraba entre tres y seis meses. Trabajaban de sol a sol y al anochecer se secaban en unas grandes hogueras, con la ropa puesta que solo se cambiaban cada 15 días, durmiendo debajo de una roca, una cueva, algún cobertizo para ganado o una cabaña que improvisaban con las maderas. Para comunicarse a lo largo de la línea flotante, cuya extensión podía ser de hasta 22 kilómetros, utilizaban un código de gestos que comenzaba con un chiflido o silbido.

Este duro oficio se perdió en la primera mitad del XX al ser sustituido por el transporte en camión, aunque hasta los años 60 hubo algunas expediciones de corto recorrido, denominadas repuntas, con mucha menor cantidad de madera, ligadas a la demanda de traviesas para el ferrocarril.

*Para visitar el 'Museo de Etnografía y Artes Populares' de Priego hay que solicitarlo en la Oficina de Turismo (Plaza de los Condes de Priego, 1 Tlf: 641 14 69 78 oficinaturismopriego@gmail.com)

Subir

Sin comentarios

Deja tu comentario


Expresa tu opinión con respecto. La redacción no publicará los mensajes que considere ofensivos.

Se necesita un valor.

(no aparecerá publicado) Se necesita un valor.

¿Desde dónde nos escribes? Se necesita un valor.

Se necesita un valor.Se necesita un valor.

mail O si lo prefieres puedes contactar con nosotros en redaccion@alcarriaesmas.com


PUBLICIDAD
publi Gimnasio Móvil Rural


publi Carlos Mochales
ARQUITECTO CARLOS MOCHALES

publi comestibles marinieves



publi Residencia Carrascosa

publi serranilla






EL PROYECTO                ANÚNCIATE                   APOYOS                   MAPA DEL SITIO                 AVISO LEGAL

gata Alcarria   © 2014-Alcarria Es Más