Ayuntamiento de Huete

Portal informativo y promotor del desarrollo de los pueblos de la Alcarria conquense
Quiénes somos      Contacta    

logo Alcarria

             huellashuellashuellasTras las huellas de una Alcarria por descubrir, la conquense

siguenos
facebooktwittergoogle+contactayoutube
OFERTA ESPECIAL publi

PUBLICIDAD publi Carlos Mochales
ARQUITECTO CARLOS MOCHALES

publi comestibles marinieves



publi Residencia Carrascosa

publi serranilla

MEDIOS LOCALES









CEDER Alcarria conquense
Alcarria conquense pueblos Alcarria

huete

turismo Alcarria

Zascandileando por Cuenca

sanidad alcarria

educación

servicios sociales


Lavandaña

noticias


listado
2
junio
2020

HISTORIA Y PATRIMONIO

El "alto potencial" del 'Camino de la Lana' para el desarrollo y el turismo de los pueblos de la Alcarria conquense

Este itinerario comercial que en los siglos XVI y XVII cruzaba la Península Ibérica sigue uniendo pueblos y culturas como ruta de peregrinación a Santiago de Compostela

Inaugurado en 1624 por un conquense, pasa por localidades de la comarca como Villar de Domingo García, Torralba, Albalate de las Nogueras, Villaconejos de Trabaque, Albendea y Valdeolivas

Camino de la Lana Alcarria conquense

La 'Ruta de la Lana' a su paso por la Alcarria conquense. Mapa de la Asociación Jacobea de Requena.

M.R.J.

En 1624, el soldado conquense natural de Monteagudo de las Salinas, Francisco Patiño, tras cinco años de cautiverio en tierras turcas decidió poner rumbo a Galicia junto a su mujer María Franchis y su primo Sebastián de la Huerta para cumplir su voto prometido al Apóstol Santiago. Sin saberlo, los tres inauguraron un camino por la provincia que después recorrerían centenares de peregrinos desde el Levante hacia Compostela. Aunque no existe documentación precisa de su itinerario, el recorrido actual sigue el trayecto registrado en el siglo XVI en el Repertorio de Alonso de Meneses.

El denominado ‘Camino de la Lana’ es además uno de los más antiguos itinerarios comerciales que cruzaba la Península Ibérica. Coincidiendo con tramos de antiguas calzadas romanas, se trataba de una senda muy transitada de trashumancia que seguían los esquiladores, ganaderos y comerciantes para transportar la lana de la Alcarria y los paños de Cuenca a las ferias de Medina y al consulado de Burgos, capital comercial de esta fibra durante los siglos XVI y XVII. Durante la Edad Media, Rodrigo Díaz de Vivar y sus seguidores lo recorrieron en sentido inverso, camino del destierro —como se describe en la ‘Crónica de Veinte Reyes’ y en el ‘Poema del Mío Cid’— y en la Edad Contemporánea también lo hace, sin pasar por Cuenca, el joven escritor Camilo José Cela en su ‘Viaje a la Alcarria’.

Camino de la Lana

La Ruta de la Lana une el Levante con el Camino de Santiago de Burgos.

Sin perder su vocación de unión de pueblos y culturas, dando a conocer los paisajes y municipios que atraviesa, actualmente es una ruta de peregrinación a Santiago de Compostela —promovida por tanto por la Asociación Jacobea de Requena como por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Alicante— que parte de Valencia y Alicante en dos variantes (ver mapa), pasa por Albacete, Cuenca, Guadalajara y Soria y llega hasta Burgos. En tierras conquenses recorre El Herrumblar, Villarta, Graja de Iniesta, Campillo de Altobuey, Paracuellos de la Vega, Monteagudo de las Salinas, Fuentes, Mohorte, La Melgosa, Cuenca capital, Nohales, Chillarón, Arcos de la Cantera y Tondos, acabando en los municipios alcarreños de Villar de Domingo García, Torralba, Albalate de las Nogueras, Villaconejos de Trabaque, Albendea y Valdeolivas. Desde 2002 se encuentra señalizada con flechas amarillas por la ‘Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Cuenca’, una entidad que no solo apoya a los peregrinos que transitan por la provincia y les proporciona las credenciales oficiales (documento necesario para el acceso a los albergues), sino que intenta concienciar a los alcaldes de la importancia de aumentar los recursos para acoger a estos viajeros al estilo hospitalario tradicional, es decir, proporcionándoles un lugar muy básico pero suficiente para el descanso, el aseo y la pernocta, lo que denominan “las tres ches”: techo, ducha y lecho.

Albergue Villaconejos de Trabaque

El albergue municipal de Villaconejos de Trabaque, ahora cerrado. Foto: Amigos del Camino de Santiago de Cuenca.

Desde la asociación insisten desde hace tiempo el "alto potencial" que la ruta tiene desde para el desarrollo y el turismo por el perfil-tipo de los peregrinos “laneros”, tanto nacionales como extranjeros, que son personas de avanzada edad con mucha experiencia y grandes caminatas a sus espaldas que quiere completar su “colección” de caminos. Aunque actualmente están cerrados por la crisis sanitaria del coronavirus, en el tramo que discurre por la Alcarria conquense, habitualmente los visitantes pueden dormir en cama en una de las habitaciones de la casa tutelada municipal de Torralba, en el albergue municipal situado en la ‘Casa del Santero’ de Villaconejos de Trabaque y en el albergue-refugio que el Ayuntamiento de Villar de Domingo García habilitó hace cuatro años para quienes opten por la variante que pasa por Noheda, Sacedoncillo y el despoblado Villalbilla, el sendero homologado de pequeño recorrido PR-CU 48, en lugar de seguir directamente hasta Bascuñana de San Pedro (ver Alcarria Es Más, 28 de abril de 2016). En Albalate de las Nogueras, Albendea y Valdeolivas pueden pernoctar en locales municipales como el centro social o las antiguas escuelas (aunque su disponibilidad no está asegurada) o bien "pactar precio" con los establecimientos privados de turismo rural.

Camino de la Lana

A su paso, los viajeros descubren plantaciones de girasoles, chaparros, pinos y numerosos rosales silvestres; andan junto a las aguas del río Guadiela; se cruzan con conejos, tórtolas, perdices, corzos, liebres, ciervos y algún jabalí; y descubren viviendas rupestres (posibles refugios de pastores), restos de muralla y silos de un castro celtibérico, cuevas eremíticas, necrópolis visigodas de tumbas excavadas en la roca, molinos de viento, pueblos con casas señoriales, iglesias románicas e incluso un mausoleo romano en Albendea. Precisamente esta localidad, con la idea de poner en valor estos recursos naturales y culturales, organiza desde hace unos años su particular ‘Ruta de la Lana’ —este año habrían celebrado su 10ª edición—, una jornada senderista con la que quieren dar a conocer estas localidades y su entorno para que los peregrinos no las consideren solo lugares de paso y decidan hacer un alto en el camino, sirviendo a la vez como modelo para recuperar otros trayectos similares.

Subir

Sin comentarios

Deja tu comentario


Expresa tu opinión con respecto. La redacción no publicará los mensajes que considere ofensivos.

Se necesita un valor.

(no aparecerá publicado) Se necesita un valor.

¿Desde dónde nos escribes? Se necesita un valor.

Se necesita un valor.Se necesita un valor.

mail O si lo prefieres puedes contactar con nosotros en redaccion@alcarriaesmas.com



PUBLICIDAD

bym

bym

bym

bym

bym

bym

bym

bym





publi mina Condenada



EL PROYECTO                ANÚNCIATE                   APOYOS                   MAPA DEL SITIO                 AVISO LEGAL

gata Alcarria   © 2014-Alcarria Es Más